La lucha por la pureza

A la Corona le urgía disponer de los fondos que habían venido de ultramar, así que se dio orden de retirar de la circulación la moneda perulera, fundirla, purificarla y volverla a acuñar…