Son tantos los estudios publicados sobre el origen y la historia del primitivo pueblo vascón que es imposible en estas pocas líneas tener en cuenta todas las consideraciones que se han hecho al respecto para adaptarlas a nuestro comentario, máxime cuando no siempre la guía principal de algunos de esos estudios ha sido el aspecto científico.

Los vascones fueron un pueblo que en la antigüedad habitaron lo que hoy es la actual Navarra, parte de la provincia de Zaragoza, y zonas del sur de Álava y del norte de Burgos. Pero estas fronteras no fueron inamovibles y además de su primitiva ubicación fue teniendo más o menos extensión dependiendo de los avances y retrocesos de sus luchas territoriales, con clara influencia en zonas de La Rioja, País Vasco y norte de Burgos. En este modesto trabajo vamos a contemplar la imagen del individuo vascón que vemos en las monedas acuñadas durante el período comprendido, aproximadamente, entre los siglos II a.C. y I d.C. 


Retratos Vascones. Las fotografías utilizadas provienen de nuestra Subasta 44 - Eques Collection, que se celebrará el próximo 5 de noviembre a las 17:00 horas (CET), que cuenta con más de 300 piezas ibéricas y está centrada, sobre todo, en las cecas Vasconas. Para ver los lotes, pinche aquí


El aspecto que nos confieren los retratos que aparecen en las monedas objeto de estudio es el de gente ruda, de barba poblada, nariz prominente y abundante cabellera de singular peinado, todos estos son rasgos comunes a los pueblos representados en buena parte de las monedas hispanas de la época, pero cuando la pieza es vascona tienen un perfil especial que les es característico.