No se ha encontrado el lote que busca

El periodo histórico de la Edad Media en los reinos de la península data entre los siglos VII y XV. La España cristiana experimentó a partir del siglo X, tras el período de decadencia monetaria que siguió a la invasión islámica, un renacer del sistema monetario gracias a la influencia ejercida por carolingios y los mozárabes llegados de Al-Ándalus.

Al principio se carecía de moneda propia por lo que se utilizaron dírhems de plata islámicos, llamados denarios argénteos. Es probable que las primeras acuñaciones castellanas y aragonesas nacieran ante la negativa de los reinos de taifas a pagar parias.

Podemos distinguir tres épocas diferenciadas en la acuñación de monedas en la Edad Media:

  • Moneda durante la Alta Edad media: es en Aragón donde aparecen las primeras monedas propias con Sancho Ramírez el dinero jaqués y la meaja.
  • Moneda en la Plena Edad Media, data desde el siglo XI al siglo XIII. En pleno proceso de expansión económica la moneda se utiliza cada vez más. La moneda de plata siguió siendo la más utilizada.
  • Moneda en la Baja Edad media, entre los siglos XIV y XV. La crisis de la plata tuvo consecuencias negativas sobre las monedas de este metal y provocaron una devaluación de estas.

Moneda Medieval

Durante este periodo de historia encontraremos monedas acuñadas por los diferentes reinos que se sucedieron: monedas acuñadas por los reyes de Navarra, los reyes de la Corona de Aragón y monedas acuñadas en los reinos de Castilla y León.

Las monedas más acuñadas fueron: el dinero, la blanca, el novén, el cuartillo, el real, el cornado, o las doblas que se acuñaron en oro.

Los diseños en la Moneda Medieval notaron la influencia del arte gótico sobre ellas.

Comprar Moneda Medieval

Pequeñas obras artísticas numismáticas al alcance del coleccionista de monedas antiguas. Y gracias a las subastas online ahora es más fácil poseer una de estas piezas. Este periodo está en auge y los coleccionistas cada vez más se interesan por este tipo de monedas.

;